Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 4 de marzo de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La crisis llegó al cumplir 25 años de Consagrada: "Jesús me vino a rescatar del vacío que estaba viviendo"

La crisis llegó al cumplir 25 años de Consagrada: "Jesús me vino a rescatar del vacío que estaba viviendo"
"¿Qué cosas me motivaban? ¿Qué deseos encontraba en mi corazón? Vacío… no encontraba respuesta".
Actualizado 15 enero 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


María Cereceda acaba de celebrar en el 2020 sus 25 años de consagrada en el Regnum Christi. Pero el año no comenzó bien, según relata ella misma en el portal web de esta Sociedad de Vida Apostólica. A María le invadió una profunda crisis existencial, de tal manera que dudaba de su propia vocación. ¿Por qué estaba en esta situación? ¿No debía estar contenta? “Era mi año jubilar, el tan esperado para celebrar mis 25 años de consagración. Y de repente todo perdía sentido: ¿Estos años para qué? ¿Qué voy a celebrar?”
 
Decidió hacer en verano unos ejercicios espirituales que llevaron a reforzar su estado de crisis existencial. Y le rondaban decenas de interrogantes…
 
“¿Qué cosas me motivaban? ¿Qué deseos encontraba en mi corazón? Vacío… no encontraba respuesta. A lo largo de esos días de oración, fui descubriendo cómo había llenado mi vida de voluntarismo, de esfuerzo personal, de buscar ser la consagrada ‘perfecta’. Perfecta ¿a los ojos de quién? ¿Del mundo? ¡Qué vacío me provocaba descubrir esto! ¿Y si este vacío era signo de que había errado el camino? ¿Y si Dios no me hablaba porque me había aferrado a la vida consagrada sin tener vocación? Nunca antes me había atrevido a platearme de manera tan directa si tenía o no vocación. Tenía que hacerlo, no podía seguir así. Y fue entonces cuando mi Jesús vino a rescatarme. Era su esposa y no quería perderme. Llevaba meses intentando haciéndome caer en la cuenta que ese pecado que yo veía como una traba para ser esa consagrada que yo quería ser, no era sino el camino para alcanzar la libertad en el amor. Era en el reconocimiento de mi propio pecado, el entregárselo a Él, lo que me llevaría a descubrir su Amor misericordioso. Y así fue… en esos ejercicios mi Jesús me permitió entrar en el misterio de su Amor y adentrarme en esa intimidad que viene del reconocimiento de su presencia permanente en mi vida. Descubrí, en resumen, que tengo marido… Me llevó al desierto de mi propia vida, me habló al corazón y se quedó conmigo”.
 
Lo que el Covid permitió
 


Terminó sus ejercicios con el gozo de querer compartir con la gente lo que Jesús había hecho en su vida. Todo volvió a tener color, alegría -dice María-, sintiéndose identificada como consagrada en el Regnum Christi. “Así que lo celebramos ‘a lo grande’, bueno, lo que el covid nos permitió. Y pude expresar a la gente que quería lo que Jesús había hecho conmigo. A mi familia de sangre y espiritual, a mis amigos… regalo tras regalo. Con una descarada presencia del Señor en cada momento, con gestos inconfundibles que me permitían descubrir su presencia cada día”.
 
Ha pasado medio año y aunque aún padece la tentación del “hacer” del construir ‘la consagrada’ que proyecta en su mente… descubre -señala- que a pesar de su pobreza e incapacidad por hacer aquello a lo que se ha comprometido, “Jesús sigue saliendo a mi encuentro, a recordarme que es Él y no yo el que hace TODO y que necesita mi NADA para manifestarse”.
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Personajes
La batalla de un joven que anhelaba ser liberado: "Me rebelé contra los planes del demonio"
La sencilla oración que estremeció el corazón de Camilo, un hombre violento y abusador
Nació pobre, en una familia disfuncional y un barrio dominado por "narcos". Dios lo salvó del infierno
Ex jugador de fútbol americano agradece a Dios haberlo liberado de su obsesión por alcanzar el éxito del mundo
Federico Rizzi, el futbolista que en Medjugorje desafió a Dios y enfrentó al demonio
Mark Galli, conocido periodista, pastor evangélico, editor y autor cristiano, se convierte al catolicismo
"Estuve luchando entre la vida y la muerte": Impactante testimonio del Papa Francisco
Consultaba astrólogos, no asistía a misa, pero iba a Fátima cada año. Encontró a Dios "en la confesión y el cáncer"
El jinete de doma clásica Juan Matute Guimón estaba desahuciado, pero un cura le "trajo el Santísimo a la UCI"
Tiene apenas 10 años y enfrenta el cáncer aferrado a la fe: "Dios tiene un plan. Vamos a superar esto"


San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 "En nombre de Dios…" una valiente monja arriesga su vida por salvar a cientos de jóvenes en Myanmar
2 Papa Francisco: "Gracias a Jesucristo, la oración nos abre de par en par a la Trinidad, al mar inmenso de Dios que es Amor"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |